Las ideas son seres extraños. Son como hijos: cuando son feas, su creador nunca las ve así, a lo más “simpáticas”. Cuando llega a salir una gran idea sólo es porque uno de los padres es guapo, sabiendo que una idea nunca es individual: todas son recicladas y yuxtapuestas. Cuando esta gran idea ve luz, se cuida más que al mismísimo niño dios, tanto que muchas veces se sobreprotege, y, ya saben, quien defiende mucho una buena idea es porque quizá no tenga muchas buenas ideas.

En publicidad sucede igual, claro, con sus particularidades: algunas ideas nacen de sesudas reuniones de creativos, de métodos intensivos de generación de conceptos, o como resultado de animados focus groups, de instantes lúcidos, de recurso de salvación de la cuenta en el último momento o, las más pueriles, sólo son clonadas. Pero también hay buenas ideas sólo nacen espontanemente, como esporas efímeras. De esta clase de ideas son las que dieron origen al sitio de Digital Invaders. Esta es la historia:

Idea suelta 1: El polifacético Pedro Germán L., mejor conocido como Pitt, estratega de Grupo W realizaba, por 2004, sus primeros pininos en Flash. Para “subir” todos estos ejercicios creo un sitio denominado Digital Invaders.

postfotopagina2

Idea suelta 2: El obicuo Dante trabajó hace unos años en Grupo W como director de arte. Tiene cierta obsesión por ir pintando monitos en cualquier lugar disponible o no disponible de su entorno.

muraldante

Idea conjuntiva 1: Con apoyo de cierto patrocinador mensajero/prodigioso, se realizó en 2008 una conferencia en la Universidad Iberoamericana, campus Ciudad de México. La intensión era comenzar a traer figuras internacionales de comunicación digital a México buscando la generación de inspiración y, claro, negocios. Debido a su conocimiento del medio, se le consultó a los Ws qué figura podría resultar atractiva para traerla a México: Rei Inamoto, director creativo de AKQA, contestaron, entre otros nombres./¿Y por qué no vienen también ustedes?/ claro, allá nos vemos. La conferencia se denominó: Digital Invaders presenta: Rei Inamoto y Grupo W. El diseño del poster está basado en los monos de Dante.

3325508297_881cbb4405_o

Idea conjuntiva 2: En el mismo 2008 se decidió crear la escuela de comunicación creativa digital de la escuela. Durante más de un mes, como se comentó en un post anterior, se buscó un nombre para ésta. Hubieron propuestas que viajaban de polo a polo, desde Redpill (patrocinada generosamente por el Sr. J. Daniels) hasta “Escuela de Comunicación Creativa Digital”. Hartos, alguien propuso: ¿Y si se llama Digital Invaders? No haría falta añadir de dónde saldría la gráfica de la misma. Nadie estaba muy convencido de eso, pero tampoco nadie lo refutó.

Ocio creativo: La idea es que la escuela no iba a cobrar por su primer curso (y hasta la fecha beca al 60% de los alumnos). Por tal motivo, no había presupuesto para el sitio. Se decidió, pues, hacer un simple splash y un blog. Las manos hábiles de Jezz y el Rober convirtieron la gráfica del poster que anunciaba la conferencia en un pizarrón. Por dos meses el proyecto se convirtió en un contrato que se archiva. Miguel Calderón salió poco más de tres semanas de viaje, al inicio del cual arribó a México, procedente de Sao Paulo, Bruno Perotto. Como no tenía un proyecto inminente, se puso a trabajar junto a Rafahú en el diseño y animación de otros personajes y de secciones. La reunión de magos se completó con Wolf y Caleb. Cuando regresó Miguel, vio el proyecto y dijo: esto huele a premio.

Premios: Y como Miguel tiene muy buen olfato, poco a poco empezaron a llegar los del One Show, Sol de Iberoamérica, Círculo Creativo de México y ya veremos cómo nos va en Cannes.

¿Cómo puede ser que dos ideas inconexas, sueltas, libres como la de crear un sitio para subir experimentos en flash, y unos dibujos extraños se pudieran convertir en uno o varios premios, pero, sobre todo, en un sitio gusdtado por la gente?

Las ideas pueden ser buenas, malas y regulares, pero sólo son eso ideas que viven en el espacio. Lo importante es quién las baja y lo que hace con ellas. Y bueno, esas ideas cayeron en muy muy buenas manos. He ahí a su hijo/a.

postfotopagina