Bruno llegó a Saltillo proveniente de la organizada Brasilia. Lo recibieron en Grupo W en hombros pensando que era la solución para el alicaído equipo de futbol de la agencia. La desilusión cayó como autogol en el minuto 89: Bruno es un muy respetable basquetbolista. Al llegar a la agencia no había proyecto en el que pudiera intervenir, así que retomó el trabajo que Jezz y Robert habían comenzado para la escuela de Grupo W y junto a Rafahú, comenzaron a hacer el diseño y animación del sitio, que, hasta ahora, ha conseguido, entre otros premios, un Sol de Oro en el Festival de San Sebastián. Algo que puedo criticar de su video es que no contiene las dotes de Sr. Perotto para imitar a un taxista saltillense. Muchas palabras, mejor veamos y oigamos a este gran tipo: