Cecy Meade y un servidor en la oficina en un día típico desde el desierto Saltillense. Foto Cortesía de Daniel Berman.
dsc003491