Beware: The Digital Invaders!

Edgar de la Cruz


Hace un poco más de dos años Gustavo, uno de mis mejores amigos me platicó de una escuela en un lugar del norte del país en la que contaba la leyenda te enseñaban un montón de cosas que ni él ni yo entendíamos muy bien. La forma para entrar era hacer una cosa “muy chingona” y así fue como más o menos me enteré de la existencia de Digital Invaders. Me comentó también que iba a intentar aplicar a esa Escuela, por lo tanto yo me quedaría a atender el negocio que teníamos en ese tiempo (el cual no era un negocio de verdad y tampoco era rentable) y así fue, envió su portafolio. En una fiesta llegamos a la conclusión que yo enviara el portafolio también y ver la posibilidad de ir juntos a Saltillo para poder hacer crecer el negocio y estar los dos en el mismo mood. Gracias al trabajo que enviamos de nuestro negocio llamado Bosquestudio llegamos a Digital Invaders.

En ese momento no sé si de verdad habíamos logrado hacer algo “chingón” o fue talento lo que vieron en nosotros, o ninguna de las dos cosas, pero desde ese momento mi vida dio un giro el cual considero uno de los más importantes, razón por la cual estoy aquí escribiendo este post.

Llegue ahí por dos motivos que para mi son el común denominador en la mayoría de las personas que conozco que hemos estudiado ahí, la curiosidad y las ganas de crecer. ¿Qué pasó conmigo en Digital Invaders?, salí de mi zona de confort renunciando en primer lugar a mi trabajo y dejar mi ciudad para aventurarme en algo de lo cual todavía desconocía. Lo más cercano que tenía a la industria digital en ese entonces era mi cámara (que Raji rompió por error, pero la pagó como el caballero que es) la cual no creo que fuera la mejor herramienta para comenzar, así que prácticamente inicié desde cero. Ahí conocí y experimenté con 14 personas que respeto mucho por la calidad de personas que son, entre ellas conocí a Liz quien estudió mercadotecnia hace ilustración, sabe de programación y diseña, entre otras cosas. Actualmente se desempeña como Directora Interactiva y también es un claro ejemplo del cambio que genera Digital Invaders, no necesitas ser un gurú en algo, sino lo único que necesitas es hambre de crecer y aprender cada día más. Durante 16 semanas aprendí, me confundí, me equivoqué, bebí, y sufrí frío en exceso, todo como si no hubiera un mañana, lo cual dio como resultado un crecimiento de verdad en mi forma de pensar y trabajar. Ahora sabía que no existía sólo un camino, sino un montón de posibilidades, que había más gente como yo haciendo cosas de verdad “chingonas” y que me moría de ganas de hacerlas también.

Por cierto, como dato importante el negocio que tenía con Gus dejó de ser negocio, ahora él es famoso por sus ilustraciones y yo por mi parecido con Leonel del grupo “Sin Bandera”, o al menos eso es lo que dicen (ayer sacó su nuevo disco por si ocupan).

Ahora que el mundo ya dio muchas vueltas, y la industrial digital no es lo que era hace dos años, ahora que Justin Bieber es famoso, después de haber visto muchos harlem shakes y odiado el gangnam style, de haberme reído con Doña Gaby y de enterarme de que Werevertumorro anda con Yuya. Después de superar la moda HTML5 y de haber trabajado hombro con hombro con ex-compañeros y ex-maestros a un nivel profesional, y de conocer a más gente con las ganas y determinación de hacer un cambio y de seguir aprendiendo. Puedo decir que Digital Invaders no es la escuela que ayuda a conseguir un mejor trabajo con mejor sueldo, no es una escuela para formar al creativo “más mamón”, tampoco es una escuela para ganar muchos premios y ser la super “diva de la publicidad”, mucho menos sirve para creer que la gente que no estuvo ahí sabe menos que tú. Digital Invaders es más que una escuela de creatividad digital, en la que uno asiste y realiza proyectos con un nivel en muchos casos más profesional que los de la misma industria digital en México. Digital Invaders es el reflejo del esfuerzo de un grupo de personas con la visión de formar talento, que a su vez nutre una industria en ocasiones carente del mismo, que enseña a partir de un pensamiento digital que está en constante cambio, lo cual nos ofrece millones de posibilidades de experimentación y que ahora creo nos permite con el uso de la tecnología como herramienta, desarrollar ideas que podrían cambiar (o no) las vidas de las personas para ser mejores.

Ahora como dice Rodrigo del Webscout 5.0, síganme en twitter.

Edgar de la Cruz
Creative Art Director – Flock

Diana Evangelista

Hace tres años ya, que estuve en Saltillo Coahuila. Suena poco pero se siente mucho. Seguramente lo que pienso ahora es una evolución de la suma de estos tres años, y es difícil ahora determinar o distinguir las particularidades de mi experiencia en Digital Invaders, pero a la vez he encontrado valor en cosas que de momento fueron sutiles.

Ahora, tres años después, puedo decir que lo primero que hizo por mi es sacarme de Chihuahua, al menos por tres meses y medio. Salir de tu ciudad te ayuda a crecer tus aspiraciones. También me hizo avanzar y encontrar nuevas dudas, muchas dudas se pudiera decir, pero las mismas dudas me hicieron que siguiera avanzando.

Es grato también saber que la experiencia no se acaba, porque el mundo se mueve y de alguna forma sigues estando en contacto con los que fueron tus maestros y compañeros.

Ahora vivo en México D.F., trabajo en una agencia de publicidad, soy estratega, aprecio a la agencia en la que estoy y a la vez me siento apreciada. Es difícil describir lo que hago porque resulta que por las bases que me dio Digital Invaders estoy haciendo más de lo que debería, pero me gusta y estoy feliz.

Diana Evangelista
Strategist – DDB México

Amigos Invaders

Ilustración por Beto Garza

Digital Invaders es una experiencia increíble en muchos sentidos, pero en particular para mí, la mejor parte fueron los amigos.

De hecho, aprendí un nuevo concepto de amigo: el que admiras por su talento y que siempre verás como un igual, ya que la amistad está basada en la empatía que te da una actitud de constante búsqueda por algo nuevo.

Conocer y convivir con estos amigos te motiva a crecer por el gran nivel de su trabajo, o porque al menos tienen claras sus expectativas de sí mismos. Es sorprendente ver como continuamente avanzan en sus habilidades. Su actitud es un aliciente para mejorar. Son personas orgullosas de sus logros individuales.

Esta idea me relajó en el tema de la competencia, porque en realidad una persona así no compite contigo, busca vencerse a si mismo y medirse con los que admira es parte de ese proceso.

Son amigos que se vuelven tus maestros. Sólo hace falta estar receptivo para aprender su manera de ver la vida y de afrontar los retos. Este amigo-maestro siempre será generoso para transmitir sus conocimientos, porque así comprende mejor su propio mundo. Cuando te tomas el tiempo para enseñar a los demás sobre lo que sabes, siempre habrá quien te enseñe sobre lo que quieres aprender.

Digital invaders fue un parteaguas en mi vida. Convivir con mis amigos me hizo entrar en un nuevo estado receptivo por la posibilidad de aprender todo el tiempo. Cuando entras a este lugar con la intención de ser una mejor versión de ti, puedes estar seguro que encontrarás personas con ese mismo objetivo. Cada generación es grande en medida que los alumnos creen que así será.
Encuentren maestros en sus compañeros, en sus profesores, y a partir de saber identificarlos, en cualquier persona con esta actitud.
.
Pablo Mercado
Animator – Grupo W


.
.

I REACHED INTO MY BACKPACK, HANDED HIM MY PENCIL, AND WATCHED AS A WAVE OF POSSIBILITY WASHED OVER HIM. A smile erupted and his eyes brightened. And I saw then the profound power and promise brought through something as small as a giving a pencil to just one child.

Adam Braun. Founder and CEO of Pencils of Promise.

Pencils of Promise (PoP) es una organización sin fines de lucro fundada en 2008 con el objetivo de aumentar el acceso a educación de calidad, la creación de escuelas, programas educativos, y las comunidades globales en torno al objetivo común universal de la educación para todos. Desde un donativo de $ 25 dólares americanos, “PoP” ha construido más de 100 escuelas en todo Laos, Nicaragua, Guatemala y Ghana.

El Festival Young Ones adoptó el Brief Pencils of Promise con el objetivo de crear una campaña de recaudación de fondos innovadora que sensibilizaran a las personas sobre la crisis de la educación global y así crear nuevos miembros activos del movimiento “PoP”. Esta campaña de recaudación de fondos en un plazo de 3 meses tiene el objetivo de recaudar $ 1.000.000 US Dlls. y construir 40 escuelas nuevas entre Laos, Guatemala y Ghana.

La idea propuesta por la generación del Webscout 10.0 “The Book by a Million Authors”, está basada en que los usuarios pueden convertirse en autores de un libro comunitario, teniendo acceso a una página en blanco a través de un costo simbólico donde podrán escribir una experiencia o una lección de vida que deseen compartir con el mundo.

Más de sesenta millones de niños sin acceso a la educación. He aquí la propuesta para ésta gran iniciativa.

The Book by a Million Authors from Digital Invaders on Vimeo.

Narciso Arellano ” Chicho”

Cuando estaba por terminar la Universidad, un amigo me preguntó, ¿qué vas a hacer después?,  francamente no supe responder. Soy diseñador y lo primero que asumí fue que tenía que hacer algo relevante en esta área. Comencé coloreando dibujos, diseñando pictogramas para señaléticas y retoque de fotografías.

Era el año 2008 y poco a poco fui descubriendo personas que admiraba dentro del mundo del “Diseño en México”, personas que hacían que el diseño que se estabamos acostumbrados a ver en el país, fuese algo más que los estereotipos que había sobre nosotros alrededor del mundo. Ilustradores, tipógrafos, diseñadores y fotógrafos, al menos para mí, todos tenían que ver con fines publicitarios, por lo cual esta corriente me llevó a conocer algo sobre las agencias de publicidad.

En esos tiempos conocí en una conferencia a un ilustrador llamado César Moreno, el cual hizo mención de una agencia llamada Grupo W y nos mostró el trabajo que estaba desarrollando. Ese mismo día conocí otros diseñadores que mostraron el trabajo que se estaba haciendo en España, Estados Unidos, Argentina y otros países, ese fue mi primer acercamiento a Grupo W y Digital Invaders. En el momento de aplicar a la Escuela Digital Invaders, estaba trabajando en una agencia de publicidad en el Distrito Federal. El moverte a un lugar diferente siempre te “sacude”, te enseña nuevas reglas, te “moldea” para ser mejor y cambiar tu forma de ver el mundo. La primera vez que visité la ciudad de Saltillo fue una especie de “shock”, nuevamente viviría en un cuarto rentado y volvería a empezar de cero. De nuevo tendría que aprender lo que se suponía que ya había aprendido, lo que había estudiado en una escuela de creatividad un año atrás, pero afortunadamente no fue así. En esta Escuela no existían “Maestros”, había personas que tenían ganas de transmitir su filosofía de trabajo. Nos reuníamos para cualquier evento, comer, ver películas, dibujar, programar, nunca faltaron los “regaños”, “desaprendimos” y empezamos a aprender nuevas cosas. Aprendimos que no importa que tan talentosos sean las personas, un equipo unido siempre va hacer mejor que el talento disperso. Aprendimos que enfocarse en una cosa es importante y a ganarse la confianza del equipo, porque gracias a ésta se consiguen buenas relaciones y por lo tanto mejores amigos.

Miguel Calderón, socio fundador de Grupo W nos dijo algo que siempre voy a recordar para mi trabajo: “en publicidad debes ser un actor, no un artista, porque el actor puede mutar y el artista vive en su estilo.” Aprender a hacer más de lo que puedes o haces cotidianamente, aprender a observar, aprender música, dibujo, etc., y demostrarte que puedes crear más allá de los límites en que nos encasillamos.

En mi experiencia, la Escuela me hizo un mejor diseñador, ilustrador, fotógrafo, animador, programador, creativo y persona. Hoy, después de más de 3 años de haber egresado de la Escuela y algunos meses fuera de Grupo W, he aprovechado esa herencia que me ha dejado ese aprendizaje. Las amistades, la filosofía del esfuerzo, los hábitos, el hambre de seguir aprendiendo y conservar el anhelo de que puedo lograr  “algo más”.

Narciso Arellano “Chicho”
ART DIRECTOR JUNIOR
Wunderman – Dubai

Fourtune Machine es un proyecto del Webscout 9.0 el cual obtuvo una mención de plata en la última edición de los premios a! Diseño. El equipo formado por Rosy, Chan, José, Greco y Lic. Pollito se aventuraron con la ejecución de una idea surgida en base a la cancelación de un proyecto para una marca, ¿el resultado?, una propuesta basada entre lo análogo y digital, la utilización de un check-in en Foursquare y el uso de la tecnología de Arduino convirtiendo a los usuarios en portavoces de una marca y obteniendo una recompensa mediante una máquina expendedora de sorpresas.

He aquí la historia completa de parte del equipo “kombi” que al final se transformó en Fourtune Machine…


Llegó la etapa de resolver los briefs en el Webscout 9.0, el momento de demostrar el porqué estamos aquí y la oportunidad de aplicar lo transmitido por parte de los W’s.

Nuestro brief “Baby Come Back”, tocaba el tema del supuesto re-lanzamiento del modelo Kombi de VW en su versión 2013.

Nos integramos en ese equipo Chan, Rosy, Greco y Lic.Pollito. La dinámica consistía en llevar ideas de cómo resolver el brief al finalizar la semana y defenderlo. Si la idea era buena, se quedaba para trabajar sobre ella durante los siguientes 30 días dentro de la casa Invader.

Teníamos una gran ventaja como equipo, todos éramos fan de los “bochos”, caribes y kombis de VW. Desde el primer día se empezó a comentar sobre él, se investigó sobre la marca VW, sus lanzamientos y los prototipos recientes de este modelo. Se trabajó mucho tiempo “cocinando” la idea, “peloteando”, sin dormir, con la firme propuesta que el Brief se convirtiera en realidad.

Se pasó la primera prueba, la idea era crear un prototipo de como luciría la Kombi en 2013. Para esto se basó en la estética del modelo clásico tomando el modelo 72 como nuestra principal referencia. Se desarrollaría un site, imitando el arte y funcionalidad de lo que hace Volkswagen Alemania, y así hacerle creer a todo el mundo que nuestra amada kombi regresaría, que tendría funciones sociales como Instagram. Realizaría check-in’s de manera automática y sería amigable con la naturaleza. A los 10 días ya se contaba con las pantallas del sitio, la navegación, copy’s y el render del modelo 2013.

Al momento de revisar los avances por parte de Marissa García, Interactive Director en Grupo W y Maestra de la materia de Web Design, nos comentó que le parecía arriesgado, ya que VW es una cuenta que maneja la agencia Grupo W. Después de analizar varios factores se llegó a la conclusión de cancelar el proyecto por parte de los directivos de la escuela. Ulises Valencia, Socio Fundador de la Agencia y Mentor de la materia de Dirección Creativa, dio la libertad de realizar el proyecto sin Brief mencionando un frase simple, “hagan lo que quieran, diviértanse”.

Esto fue similar cuando el cliente te pide cambios y te dice que lo quiere para mañana. Para nosotros fue eliminar el trabajo, empezar de cero, y con la mitad del tiempo para producirlo.

Nos vimos en el infierno, ciclados en qué volver a hacer durante dos días. Por la noche en una de tantas desveladas se comentó aisladamente en hacer algo con Arduino, pues Alvaro Chan había ganado uno en una dinámica de la escuela. Se empezó a ver ejemplos de cosas que se hacían con respuesta análoga, desde un horno que al salir el pan manda un twitt, hasta un piano que toca la canción que le pidas por twitter. Se tocó el tema de hacer una máquina de chicles que reaccionara al hacer un check-in, lo cual nos pareció algo tonto en ese momento.

Al día siguiente al regresar a la casa Invader después de 4 horas de sueño, Chan retomó la idea de la máquina de chicles y todo fue tomando forma. La idea partió de la herramienta hasta el concepto, algo que pocas veces sucede. Se empezó a necesitar ayuda de todos, no sabíamos como se programaba el Arduino, cómo funcionaba, ni como armaríamos la máquina.

Se tomó un taller con HackerSpace Mty, donde se explicó en teoría cómo funciona, qué se necesitaría y cuales serían los pasos a seguir. Parte del equipo viajó a Monterrey al cuartel HackerSpace, los cuales apoyaron en la asesoría para realizar el vínculo del Arduino con la máquina, configurar el servidor y las conexiones. Otra parte del equipo se dedicó al diseño de la máquina, como trabajaría y demás detalles. Se hizo contacto con los propietarios de Rojo Bermelo, una tienda de venta de productos de diseño y difusión de trabajo de artistas. Sin saber exactamente cuál sería el resultado del proyecto, contamos con su apoyo.

Todo esto fluyó muy rápido, al final el equipo no era sólo de 4 personas, sino de 16 invaders + HackerSpace + Rojo Bermejo + Digital Invaders + Invaders de generaciones pasadas. Todos aportando algo para que el primer proyecto con Arduino en la escuela se lograra.

A todos los maestros les emocionaba la posibilidad de lograrlo en tan poco tiempo, y algo que no estábamos acostumbrados a hacer. Se tomó el rol de diseñador web, diseñador industrial, pintor, relaciones públicas, programador, consejero, pero sobre todo conocernos como personas y hacernos mejores amigos.

Al final, entregamos el proyecto un día antes del deadline. Una noche antes la maquina se conectó y funcionó con el primer check-in en la escuela.

El resultado…

Case Study Fourtune Machine from José JFa on Vimeo.

Gracias a todas las personas que fueron parte del equipo Fourtune Machine. En la Escuela internamente los Invaders dicen que cuando el proyecto es bueno y se logra a pesar de todos los obstáculos, se gana el derecho del nombre de su equipo. Creemos que al final, es algo que portamos con orgullo desde el Webscout 9.0.

Rosy, Greco, Chan, José y Lic. Pollito.

Page 8 of 37« First...678910...2030...Last »

© 2013 The Digital Invaders. AVISO DE PRIVACIDAD

The Digital Invaders!